Posts Tagged ‘ Steve McCurry ’

Clases magistrales de Steve McCurry (6-10)

Ésta es la segunda parte de las clases magistrales de un minuto que Steve McCurry dio en Phaidon.

6.-Cómo adaptarse a la calle.

Creo que es importante cuando viajas al extranjero ir con un guía o intérprete. Alguien que conozca la cultura y te pueda guiar si te saltas lo que es socialmente aceptable. Así, eres un poco más libre porque cuando vas solo muchas veces no sabes muy bien lo que la gente dice o piensa cuando te ve por la calle. Es mejor ir con alguien que te cubra las espaldas, vea la escena desde fuera y corrija tus errores.

Otra cosa importante es tener cierta confianza en saber que estás siendo respetuoso con la gente y no pasas por encima de ellos y es bueno estar siempre seguro de que no estás molestando. Es importante ser sensible a cómo te relacionas con la gente y desarrollar una especie de sabiduría callejera.

INDIA-11482

7.- Cómo fotografiar situaciones estresantes

Creo que mi mejor consejo para fotografiar situaciones estresantes es intentar calmarte pero no pensarlo demasiado. Intentar poner un pie delante del otro y no pensar mucho más allá en la carretera. Dejar que tus instintos te guíen. He estado en guerras y sitios de conflicto y casi tengo un piloto automático porque si dejas que vuele tu imaginación contigo puedes agobiarte, ponerte demasiado nervioso y las cosas empezarían a fallar. Así que es mejor calmarte y pasar el momento en vez de pensar en la locura está ocurriendo a tu alrededor.

KUWAIT-10016_0

8.- ¿Qué hace que una fotografía sea realmente buena?

Las buenas fotografías son aquéllas que no puedes olvidar, que permanecen contigo, aquéllas de las que aprendes, las que te cambian. Fotografías que tienen una historia emocional. Por supuesto tienen que tener una buena composición, un buen diseño y, si son a color, un buen color pero creo que lo principal es que cuenten una historia interesante, algo que importe, algo que cambie tu punto de vista sobre el mundo, algo de lo que se pueda aprender.

INDIA-10203_2

9.- Sigue tu olfato

Una de las cualidades más importantes que un fotógrafo puede tener o desarrollar es una gran curiosidad por el mundo o el lugar donde está en ese momento. Si estás en un mercado en la calle, simplemente te dejas guiar por tu olfato. ‘¿Voy a la derecha, la izquierda, cómo es la luz?’ Simplemente tienes que dejarte llevar, seguir tu instinto y deambular. Es una aventura vagar por Sidi Youssef en Marrakech, El Cairo, Delhi o Hong Kong… Lo primero que deberías hacer es divertirte, explorar el lugar tú mismo y encontrar lo que es interesante y divertido.

CAMBODIA-10049NF_1

10.- ¿Qué hacer si las cosas salen mal?

A veces, estás en la calle haciendo fotos y las cosas pueden salir mal. La gente se puede hacer una idea equivocada y ofenderse aunque tu intención no fuera ésa pero estas cosas pasan. Una vez estaba fotografiando la antigua estación de tren de Delhi, en India, y sin darme cuenta hice una foto a un hombre y su familia y se molestó mucho. Quería la película, la cámara… Tienes que resolver estas situaciones y disculparte rápidamente, intentando neutralizar la frustración y el enfado. Pero la cuestión principal es no verte envuelto en esa situación y por eso es verdaderamente importante estar atento a tu entorno y, si no estás familiarizado con la zona, trabajar con un buen traductor, guía o intérprete. Así que insisto en lo importante que es encontrar a alguien que te cubra las espaldas, que hable el idioma local y que pueda escuchar y entender lo que la gente dice y piensa.

LV_0093_final-flat_4elephants_flat_0

A lo mejor también te interesan:

Clases magistrales de Steve McCurry (1-5)

Consejos de Steve McCurry a los jóvenes fotógrafos

Pie de foto: ‘Tormenta de arena’ de Steve McCurry

Citas: Steve McCurry

Anuncios

Clases magistrales de Steve McCurry (2/2)

Ésta es la segunda parte de las clases magistrales de un minuto que Steve McCurry dio en Phaidon.

6.-Cómo adaptarse a la calle.

Creo que es importante cuando viajas al extranjero ir con un guía o intérprete. Alguien que conozca la cultura y te pueda guiar si te saltas lo que es socialmente aceptable. Así, eres un poco más libre porque cuando vas solo muchas veces no sabes muy bien lo que la gente dice o piensa cuando te ve por la calle. Es mejor ir con alguien que te cubra las espaldas, vea la escena desde fuera y corrija tus errores.

Otra cosa importante es tener cierta confianza en saber que estás siendo respetuoso con la gente y no pasas por encima de ellos y es bueno estar siempre seguro de que no estás molestando. Es importante ser sensible a cómo te relacionas con la gente y desarrollar una especie de sabiduría callejera.

Steve McCurry

Ciudad azul. Steve McCurry. Jodhpur, Rajasthan, India.2010

 

7.- Cómo fotografiar situaciones estresantes

Creo que mi mejor consejo para fotografiar situaciones estresantes es intentar calmarte pero no pensarlo demasiado. Intentar poner un pie delante del otro y no pensar mucho más allá en la carretera. Dejar que tus instintos te guíen. He estado en guerras y sitios de conflicto y casi tengo un piloto automático porque si dejas que vuele tu imaginación contigo puedes agobiarte, ponerte demasiado nervioso y las cosas empezarían a fallar. Así que es mejor calmarte y pasar el momento en vez de pensar en la locura está ocurriendo a tu alrededor.

Steve McCurry

Caballo moribundo deambula por los campos de petróleo quemados de Al Ahmadi. Steve McCurry, Kuwait, 1991.

 

8.- ¿Qué hace que una fotografía sea realmente buena?

Las buenas fotografías son aquéllas que no puedes olvidar, que permanecen contigo, aquéllas de las que aprendes, las que te cambian. Fotografías que tienen una historia emocional. Por supuesto tienen que tener una buena composición, un buen diseño y, si son a color, un buen color pero creo que lo principal es que cuenten una historia interesante, algo que importe, algo que cambie tu punto de vista sobre el mundo, algo de lo que se pueda aprender.

Steve McCurry India

Taj Mahal y tren. Steve McCurry. Agra, India. 1983

 

9.- Sigue tu olfato

Una de las cualidades más importantes que un fotógrafo puede tener o desarrollar es una gran curiosidad por el mundo o el lugar donde está en ese momento. Si estás en un mercado en la calle, simplemente te dejas guiar por tu olfato. ‘¿Voy a la derecha, la izquierda, cómo es la luz?’ Simplemente tienes que dejarte llevar, seguir tu instinto y deambular. Es una aventura vagar por Sidi Youssef en Marrakech, El Cairo, Delhi o Hong Kong… Lo primero que deberías hacer es divertirte, explorar el lugar tú mismo y encontrar lo que es interesante y divertido.

Steve McCurry Cambodia

Monjes. Steve McCurry. Angkor Wat, Camboya. 1998.

 

10.- ¿Qué hacer si las cosas salen mal?

A veces, estás en la calle haciendo fotos y las cosas pueden salir mal. La gente se puede hacer una idea equivocada y ofenderse aunque tu intención no fuera ésa pero estas cosas pasan. Una vez estaba fotografiando la antigua estación de tren de Delhi, en India, y sin darme cuenta hice una foto a un hombre y su familia y se molestó mucho. Quería la película, la cámara… Tienes que resolver estas situaciones y disculparte rápidamente, intentando neutralizar la frustración y el enfado. Pero la cuestión principal es no verte envuelto en esa situación y por eso es verdaderamente importante estar atento a tu entorno y, si no estás familiarizado con la zona, trabajar con un buen traductor, guía o intérprete. Así que insisto en lo importante que es encontrar a alguien que te cubra las espaldas, que hable el idioma local y que pueda escuchar y entender lo que la gente dice y piensa.

Steve McCurry

Camapaña publicitaria de Louis Vuitton. Steve McCurry. 2011.

 

Web de Steve McCurry.

 

A lo mejor también te interesan:

Consejos de Steve McCurry a los jóvenes fotógrafos

Pie de foto: ‘Tormenta de arena’ de Steve McCurry

Citas: Steve McCurry

Clases magistrales de Steve McCurry (1-5)

Phaidon está sacando una serie de clases magistrales de un minuto con Steve McCurry. Por ahora, ha sacado las seis primeras partes de diez. Os dejo las cinco primeras con la traducción debajo.

1.- No olvides decir ‘hola’

Cuando fotografías a gente lo primero no es la fotografía en sí, sino el llegar a conocerlos, hacer que confíen en ti y pasar algún tiempo con ellos, aunque sólo sea un minuto. Pero antes de ponerte la cámara en la cara, tienes que tener contacto visual, conversación, conocerlos, decir ‘hola’, saludarlos y relacionarte con ellos antes de nada, como otro compañero humano porque son personas y no sólo un tema que fotografiar.

Siempre procuro tratar a la gente con respeto y no correr y ponerle la cámara en la cara. Creo que la gente en general siempre responde bien si te tomas tu tiempo, los miras a los ojos, los respetas y los tratas al fin y al cabo como personas reales y no sólo como una curiosidad que fotografías desde el otro lado de la calle.

2.- Escoge un punto de vista privilegiado

Cuando fotografías las calles de cualquier ciudad o incluso callejones de pequeños pueblos, tienes que mirar a tu alrededor y observar los distintos elementos, los edificios, cómo se mueve la gente… Y ver cuál es el mejor punto de vista para fotografiarla, si al nivel de la calle o en la primera, segunda o tercera planta de un edificio para tener una vista general de la ciudad.

Muchas veces, me encuentro llamando a puertas de casas para que me dejen subirme al tejado o para hacer el retrato de alguien y he encontrado prácticamente en todo el mundo gente que si le explicas lo que haces, están dispuestos a dejarte entrar. Eres un extraño llamando a la puerta de alguien y pocos minutos más tarde estás metido en su casa, en su habitación o su salón haciendo tu foto. Así que todo depende de cómo te relaciones con la gente y cómo desarrollas una conexión con ellos haciéndolos formar parte del proceso y haciéndolos creer en lo que haces. Cosas maravillosas pueden salir de ahí.

3.- Vive el momento

Cuando voy andando por la calle de cualquier sitio, voy mirando todo lo que me rodea, la arquitectura, la gente, quizás un perro o un gato que hay en la acera. Creo que hay que ser muy observador, tienes que mirar a todos lados y ser muy consciente del momento presente y del ambiente que te rodea.

Prefiero fotografiar solo. Me gusta pasear en silencio observando lo que puede pasar a mi alrededor. En cuanto empiezas a charlar con otra persona, pierdes la presencia de la calle y tu mente se va a otro lado. La fotografía es una tarea solitaria y es importante estar solo ahí fuera  explorando, descubriendo y viviendo la aventura.

4.- El humor hace gran parte del camino

Creo que la mejor forma de acercarte a la gente en la calle, es hacerlo como un igual, como un compañero, con todo el respeto por lo que hacen. La gente nota si  estás con ellos al mismo nivel, si los aprecias. Si realmente estás fascinado y te interesa esa gente, eso se transmite en una comunicación no verbal. La gente sabrá que realmente quieres fotografiarles porque los encuentras fascinantes y no porque sean objetos de curiosidad. Una vez que esto se transmite, pasan todo tipo de cosas increíbles, la gente se abre y les gusta que les fotografíes.

Tratarlos como iguales, ésa es la clave, un poco de humor y un par de bromas hacen gran parte del camino. Es la mejor forma de acercarse.

5.- Tienes que reaccionar rápido

Si veo una foto o persona interesante no lo pienso demasiado, quiero hacer la foto tan rápido como pueda. Tiene que salir de las tripas, del corazón. Tienes que ver el momento. No puedes intelectualizarlo, ni pensar demasiado, tienes que hacerlo y seguir tus instintos, lo que sientes. Luego ya llegará el momento de pensar pero tienes que ver el momento porque las cosas son efímeras, cambian rápido y si esperas puedes perder una expresión o una mirada, así que tienes que ser rápido, ver ese momento y hacer la foto enseguida.

A lo mejor también te interesan:

Clases magistrales de Steve McCurry (6-10)

Consejos de Steve McCurry a los jóvenes fotógrafos

Consejos de algunos fotógrafos de Magnum (I)

Consejos de algunos fotógrafos de Magnum (II)

Carta de Sergio Larrain sobre la fotografía

Clases magistrales de Steve McCurry (1/2)

Phaidon está sacando una serie de clases magistrales de un minuto con el fotógrafo Steve McCurry. Por ahora, ha sacado las seis primeras partes de diez. Os dejo las cinco primeras con la traducción debajo.

1.- No olvides decir ‘hola’

Cuando fotografías a gente lo primero no es la fotografía en sí, sino el llegar a conocerlos, hacer que confíen en ti y pasar algún tiempo con ellos, aunque sólo sea un minuto. Pero antes de ponerte la cámara en la cara, tienes que tener contacto visual, conversación, conocerlos, decir ‘hola’, saludarlos y relacionarte con ellos antes de nada, como otro compañero humano porque son personas y no sólo un tema que fotografiar.

Siempre procuro tratar a la gente con respeto y no correr y ponerle la cámara en la cara. Creo que la gente en general siempre responde bien si te tomas tu tiempo, los miras a los ojos, los respetas y los tratas al fin y al cabo como personas reales y no sólo como una curiosidad que fotografías desde el otro lado de la calle.

Clases magistrales de Steve McCurry

Chico pintado de rojo durante el Holi Festival. Steve McCurry, Bombai, India. 1996.

2.- Escoge un punto de vista privilegiado

Cuando fotografías las calles de cualquier ciudad o incluso callejones de pequeños pueblos, tienes que mirar a tu alrededor y observar los distintos elementos, los edificios, cómo se mueve la gente… Y ver cuál es el mejor punto de vista para fotografiarla, si al nivel de la calle o en la primera, segunda o tercera planta de un edificio para tener una vista general de la ciudad.

Muchas veces, me encuentro llamando a puertas de casas para que me dejen subirme al tejado o para hacer el retrato de alguien y he encontrado prácticamente en todo el mundo gente que si le explicas lo que haces, están dispuestos a dejarte entrar. Eres un extraño llamando a la puerta de alguien y pocos minutos más tarde estás metido en su casa, en su habitación o su salón haciendo tu foto. Así que todo depende de cómo te relaciones con la gente y cómo desarrollas una conexión con ellos haciéndolos formar parte del proceso y haciéndolos creer en lo que haces. Cosas maravillosas pueden salir de ahí.

Seteve McCurry India

Aldeanos celebrando el Holi Festival. Steve McCurry, Rayastán, India, 1996.

3.- Vive el momento

Cuando voy andando por la calle de cualquier sitio, voy mirando todo lo que me rodea, la arquitectura, la gente, quizás un perro o un gato que hay en la acera. Creo que hay que ser muy observador, tienes que mirar a todos lados y ser muy consciente del momento presente y del ambiente que te rodea.

Prefiero fotografiar solo. Me gusta pasear en silencio observando lo que puede pasar a mi alrededor. En cuanto empiezas a charlar con otra persona, pierdes la presencia de la calle y tu mente se va a otro lado. La fotografía es una tarea solitaria y es importante estar solo ahí fuera  explorando, descubriendo y viviendo la aventura.

Steve McCurry

Una madre y su hijo piden limosna a través de la ventana del taxi durante el monzón. Steve McCurry, Bombay, India.1993.

 

4.- El humor hace gran parte del camino

Creo que la mejor forma de acercarte a la gente en la calle, es hacerlo como un igual, como un compañero, con todo el respeto por lo que hacen. La gente nota si  estás con ellos al mismo nivel, si los aprecias. Si realmente estás fascinado y te interesa esa gente, eso se transmite en una comunicación no verbal. La gente sabrá que realmente quieres fotografiarles porque los encuentras fascinantes y no porque sean objetos de curiosidad. Una vez que esto se transmite, pasan todo tipo de cosas increíbles, la gente se abre y les gusta que les fotografíes.

Tratarlos como iguales, ésa es la clave, un poco de humor y un par de bromas hacen gran parte del camino. Es la mejor forma de acercarse.

Steve McCurry India

Pequeños monjes juegan con videojuegos en el monasterio Sera. Steve McCurry, Karnataka, Bylakuppe, India, 2001.

 

5.- Tienes que reaccionar rápido

Si veo una foto o persona interesante no lo pienso demasiado, quiero hacer la foto tan rápido como pueda. Tiene que salir de las tripas, del corazón. Tienes que ver el momento. No puedes intelectualizarlo, ni pensar demasiado, tienes que hacerlo y seguir tus instintos, lo que sientes. Luego ya llegará el momento de pensar pero tienes que ver el momento porque las cosas son efímeras, cambian rápido y si esperas puedes perder una expresión o una mirada, así que tienes que ser rápido, ver ese momento y hacer la foto enseguida.

Steve MCurry

Steve McCurry, Jodhpur, India. 2007

 

A lo mejor también te interesan:

Clases magistrales de Steve McCurry (6-10)

Consejos de Steve McCurry a los jóvenes fotógrafos

Consejos de algunos fotógrafos de Magnum (I)

Consejos de algunos fotógrafos de Magnum (II)

Carta de Sergio Larrain sobre la fotografía

Entrevista a Japan Photo Project

¿Habéis conseguido llegar a todos los rincones del país que os interesaban o hay algo que se os ha escapado?

En términos generales creo que podemos decir que prácticamente hemos cubierto todos nuestros objetivos. Sin embargo, desde un principio sabíamos que era imposible cubrir todo el territorio japonés en un año. El hecho de que haya tantas islas y que nos hayamos movido con autocaravana ha hecho que tuviéramos que renunciar a algunos lugares a los que nos hubiera gustado ir. Sin embargo, no descartamos hacer escapadas a lo largo de los próximos años para fotografiar lugares que nos han quedado pendientes como la salvaje isla de Yakushima o fiestas tradicionales de pueblos como Tono.

Larraz: ¿En algún momento de vuestro viaje habéis tenido la sensación de que el trabajo no iba por donde habíais imaginado al principio, incluso que iba fatal y que no os convencía nada de lo que obteníais?

Hombre, hay días que no consigues lo que buscas, o que vas a un sitio del que esperabas mucho y no hay nada. Pero creo que no nos hemos llegado a desesperar en ningún momento. Una vez terminado el viaje, podemos decir que todo ha salido bastante como lo habíamos previsto, no ha habido grandes sorpresas negativas. Fue difícil empezar pero nunca pensamos que iba fatal, eso seguro. Ha días que consigues tres fotos geniales y luego no hay nada bueno en una semana. En nuestro caso teníamos la suerte de que un año da para mucho, bueno y malo. ¡Había margen!

Yamagata

¿Creéis que el hecho de haber ido todo el viaje fotografiando las costumbres niponas os ha hecho comprenderlas mejor o por el contrario pensáis que hubiéseis disfrutado más sin esa presión?

Creo que como fotógrafos empedernidos que somos los dos, simplemente no sabemos viajar de otra manera que no sea fotografiando, así que sin cámara no hubiéramos disfrutado al 100%. Pero también es verdad es que cuando te pasas el día haciendo fotos y mirando por el visor no disfrutas igual que un turista de a pie. Yo diría que nuestra relación con la cámara es de amor/odio, no podemos vivir sin ella pero a veces nos gustaría dejarla de lado para disfrutar de la realidad sin objetivos no botones de por medio.

En cuanto a comprender mejor la realidad nipona-no solo de sus costumbres sino de su forma de vida-, este viaje ha supuesto un aprendizaje ininterrumpido que nos ha llenado infinitamente como fotógrafos, pero sobretodo como personas. Nos hemos encontrado con personajes únicos que nos han hecho vibrar con su historia personal y su dedicación a su trabajo o pasión.

El haber hecho y retocado tantas fotos en tampoco tiempo, ¿creéis que ha influido en vuestra forma de editarlas? ¿pensáis que dentro de un tiempo la edición sería diferente?

Absolutamente. Esta ha sido sin duda la parte más dura del viaje. Volcar las imágenes, editarlas y retocarlas (por no hablar del caso de Toru, que disparaba con carretes b/n y revelaba en la misma caravana), ha sido lo más duro de esta aventura. Las fotografías que hemos colgado en la web son algunas de las miles que hemos hecho y las hemos editado y retocado muy deprisa. La edición final, el libro y la exposición poco tendrán que ver con la selección de fotografías que hemos colgado en www.japanphotoproject.com. ¡Nos queda por delante meses de arduo trabajo de edición!

Hokkaido

¿Qué es lo que más os ha impresionado del viaje?

Ha habido tantas cosas que es difícil destacar una. Pero yo quizás me decantaría por subrayar la generosidad, el cariño, la bondad y el trato magnífico que hemos recibido en todas partes y de todo el mundo. Los payeses a los que hemos fotografiado nos han llegado a regalar tanta fruta que a penas nos cabía en la caravana.

Paz: ¿Es cierta la creencia popular de que la sociedad nipona es misógina?

Esta pregunta no la acabo de entender. ¿En qué sentido lo preguntas?

Paz: Cambiamos misógino por machista. En la sociedad japonesa , 1/3 de las mujeres casadas en Japón recibe algún tipo de maltrato físico o psicológico por parte de sus maridos según un informe del gobierno. ¿Has percibido este machismo durante el viaje?

¿Y cuantas muertes hay en España por violencia de género? ¿Se percibe eso aquí en la calle? Allí el machismo suele ser sutil, y los maltratos, que los habrá como en todas partes, no se ven por ningún lado. ¿La sociedad es machista? Por un lado, todos los hombres trabajan y muchas mujeres dejan de hacerlo cuando se casan. Pero por otro lado, ellas reciben el dinero del sueldo y lo administran para toda la familia. Todo esto está cambiando poco a poco, pero cuesta cambiar costumbres muy arraigadas. Yo como chica no he sentido ese machismo en mi propia piel. A parte nosotros hemos visitado mucho más el Japón rural que el de las grandes urbes, y lo que sí puedo asegurar es que en el campo las mujeres trabajan como las que más. Es una pregunta de difícil respuesta. Es un tema en el que no hemos profundizado mucho. Sin embargo, creo que como con la mayoría de los tópicos de Japón, se exagera mucho. No digo que no exista machismo, pero también creo que se sobre-dimensiona.

Nigata

Si tuviérais la oportunidad de cambiar algo del planteamiento del viaje ¿qué sería?

Creo que una de las pocas cosas en las que nos hemos equivocado es en el tema del vídeo. En su momento pensamos que quizás tendríamos más tiempo y podríamos grabar mejores vídeos, pero la realidad ha sido que no nos ha sobrado ni un minuto. Tuvimos que dejar el tema del video de lado desde muy al principio. Los vídeos que hemos colgado en la web no están a la altura de lo que nos habíamos propuesto. De todos modos, nosotros somos fotógrafos y lo queríamos era fotografiar Japón. El vídeo era un añadido.

En lo que se refiere al resto del planteamiento, estamos muy satisfechos, tanto de la ruta que diseñamos, del calendario, como del trabajo hecho. Solo nos hubiera gustado contar con un equipo de reveladores y retocadores que nos hubieran ido siguiendo y haciendo ese trabajo, pero eso era imposible. Solo era un sueño, bonito pero imposible.

Ise

¿Tenéis ya fechas para exposiciones y editorial para publicar el libro?

No hay ni fechas de exposición, ni fechas de conferencias ni fechas de libro. Ni editorial. El año de preparación para conseguir llegar a cabo este proyecto fue muy duro, y el viaje en sí aun lo ha sido más. Tras dos años de vivir por y para The Japan Photo Project, ahora toca descansar un poco. Mirarnos todo lo hecho con calma, realizar una buena edición y empezar a llamar puertas. No queremos hacer un libro de cualquier manera ni a cualquier precio. Nuestro sueño constaba de tres etapas y hemos completado dos satisfactoriamente. Ahora queda lo más difícil y vamos a luchar por ello. Queremos hacer un libro de calidad, de gran formato y extenso. No va a ser nada fácil pero no vamos a parar hasta conseguirlo. Nos gustaría que saliera en el 2012, pero si tenemos que esperar hasta el 2015, esperaremos.

¿Cuál han sido el mejor y peor momento de este viaje?

Buff … otra pregunta de múltiples respuestas. Ha habido días duros, días de desánimo, días de muy mal tiempo, pero quizás el peor fue un día de febrero de camino a Abashiri (en el extremo más oriental de Hokkaido). Ese día cruzamos una tormenta de nieve tan espesa que a penas se veía la carretera. Al rato de hacer un par de fotos con el iPhone, se estropeó. Dejó de funcionar. Luego pasó la tormenta y salió el sol. Pero hacia el atardecer se estropeó la autocaravana. Primero falló el cambio de marchas y no podíamos pasar de tercera. Luego dejó de funcionar la calefacción (estábamos a -8ºC por lo menos). De milagro llegamos al concesionario de Toyota en Abashiri minutos antes de que cerraran y pudimos dejar la autocaravana allí y nos dejaron un coche. Mi portátil ya se había quedado e el servicio técnico de Apple el Sapporo el día antes porqué también se había fundido. Hay días que simplemente falla todo, pero aún así tuvimos mucha suerte: nos dieron un coche de recambio y nos dieron un iPhone nuevo.

El mejor … no te sabríamos decir. Ha habido muchos momentos mágicos. Pero por decirte uno de los más especiales creo que los dos coincidiríamos fácilmente en destacar la noche en que vivimos y fotografiamos la explosión del volcán de la isla de Sakurajima. Fueron no más de dos minutos en los que vimos caer lava roja ardiente por la ladera de cráter, estando nosotros a muy pocos quilómetros. Fue maravilloso. Y otro quizás sería la sensación de conducir por Hokkaido en invierno, cuando todo es blanco. Carreteras, árboles, pueblos, lagos, todo absolutamente todo blanco. Conducir por un sitio así durante días te transporta a otro mundo. Fue duro pero lo recordamos con algo único.

Kurashiki

Después de este año, que seguro que ha sido agotador, ¿os atreveríais a hacer lo mismo en otro país? ¿Quizás España?

Agotador es poco. ¡El cuerpo nos está pasando factura!

Antes de empezar el viaje yo creía que sí. Pensaba que podríamos hacer lo mismo en España y quien sabe si luego en otros países. Sin embargo, una vez terminado el año, ya no pensamos lo mismo. No solo por un tema de dinero (nos hemos pagado casi todo el viaje de nuestro bolsillo), sino porque esto es mucho más duro y supone mucho más trabajo de lo que nadie se pueda llegar a imaginar. Creo que quizás lo repetiríamos si consiguiéramos unos sponsors que lo pagaran todo y, sobretodo, si tuviéramos un equipo detrás que se encargara de gestionar todas las fotografías, escribir el blog y la web en cuatro idiomas. Sin un equipo humano importante detrás no lo repetiríamos. Al menos eso es lo que pienso ahora, 20 días después de terminar y aún a medio camino de estar totalmente recuperados. ¡Quién sabe si en un par de años cambiamos de idea y nos lanzamos a la carretera de nuevo!

Una cámara:

Tina: Yo me enamoré hace años de la Konica Hexar, aunque este año no la he usado. Confío que la nueva X100 de Fuji que está a punto de salir al mercado sea su versión digital.

Toru: Leica

Un fotógrafo:

Tina: Steve McCurry.

Toru: Joseph Koudelka.

Un consejo: Si tienes un sueño, ¡persíguelo!

Una fotografía: Buff … imposible decir una!

Zao

Por cierto, la entrevista del mes que viene será a Las coleccionistas y Enrique Meneses ya nos la ha confirmado para marzo 😉

Pie de foto: ‘Tormenta de arena’ de Steve McCurry

Era el año 1984, iba en un taxi conduciendo a través del desierto en Rajasthan en el noroeste de la India. Era Junio, el mes más caluroso, y se levantó esta tormenta de arena. Pasé de un día claro y soleado a uno oscuro y polvoriento, con un fuerte viento. Mi primera reacción fue proteger mi equipo, pero luego me di cuenta de que debería salir y hacer algunas fotos porque era muy dramático. Después de todo, siempre puedes comprar una cámara nueva pero las buenas fotos escasean.

Empecé a mirar a mi alrededor y vi estas mujeres. Habían estado trabajando al borde de la carretera y cuando empezó la tormenta se abrazaron para protegerse. Así que corrí a través del campo hasta donde ellas estaban.

Estaban cantando alguna canción religiosa, ajena para mí, pero angustiosa por el viento y el polvo. Era muy difícil respirar. No podías ver. Es entonces cuando la mayoría de la gente corre a protegerse. Estaba intentando conseguir un par de fotos y mantener la compostura. Estuve allí alrededor de dos o tres minutos, después se pasó la tormenta y eso fue todo.

Creo que la foto transmite una buena  sensación de cómo es una tormenta de arena. Hay un buen juego para conseguirlo, la composición es fuerte y los colores interesantes. Parece como si estuvieses mirando desde arriba esas vasijas, así que debí de utilizar un objetivo ligeramente gran angular –simplemente cogí lo primero que pillé y corrí atravesando ese campo. Pero se ve bien. Y al final, no se me estropeó la cámara.

The Guardian

Steve McCurry. Tormenta de arena

Era el año 1984, iba en un taxi conduciendo a través del desierto en Rajasthan en el noroeste de la India. Era Junio, el mes más caluroso, y se levantó esta tormenta de arena. Pasé de un día claro y soleado a uno oscuro y polvoriento, con un fuerte viento. Mi primera reacción fue proteger mi equipo, pero luego me di cuenta de que debería salir y hacer algunas fotos porque era muy dramático. Después de todo, siempre puedes comprar una cámara nueva pero las buenas fotos escasean.

Empecé a mirar a mi alrededor y vi estas mujeres. Habían estado trabajando al borde de la carretera y cuando empezó la tormenta se abrazaron para protegerse. Así que corrí a través del campo hasta donde ellas estaban.

Estaban cantando alguna canción religiosa, ajena para mí, pero angustiosa por el viento y el polvo. Era muy difícil respirar. No podías ver. Es entonces cuando la mayoría de la gente corre a protegerse. Estaba intentando conseguir un par de fotos y mantener la compostura. Estuve allí alrededor de dos o tres minutos, después se pasó la tormenta y eso fue todo.

Creo que la foto transmite una buena  sensación de cómo es una tormenta de arena. Hay un buen juego para conseguirlo, la composición es fuerte y los colores interesantes. Parece como si estuvieses mirando desde arriba esas vasijas, así que debí de utilizar un objetivo ligeramente gran angular –simplemente cogí lo primero que pillé y corrí atravesando ese campo. Pero se ve bien. Y al final, no se me estropeó la cámara.

Steve McCurry, The Guardian

A %d blogueros les gusta esto: