Weegee nos cuenta cómo trabajaba.

Aquí os dejo de la traducción de la transcripción de un audio de 1958 en el que Weegee cuenta cómo trabajaba y da consejos para empezar (tened en cuenta que es de 1958) Se publicó en un LP titulado “Famous Photographers Tell How”. La he sacado de American Suburb X, donde podéis leer el original en inglés.

El tema es fotografiar noticias. Esta es la experiencia más maravillosa por la que pueden pasar cualquier hombre o mujer. Es como una lámpara moderna de Aladino, la frotas -en el caso de la cámara, presionas el botón- y te da las cosas que quieres. El fotoperiodismo te enseña a pensar rápido, a ser seguro y tener confianza en ti mismo. Cuando sales a por una historia, no vuelves para otra toma. Tienes que conseguirla.

Lo he descubierto cubriendo las historias en el momento en el que ocurrían -en mi caso en particular, nunca esperé a que alguien me diera un trabajo- yo iba y creaba un trabajo para mí mismo: fotógrafo freelance. Y lo que yo hice lo puede hacer cualquiera. Lo que hice era simplemente esto: Fui al cuartel general de la policía de Manhattan. Durante dos años trabajé sin tarjeta de policía ni ningún tipo de credencial. Cuando una historia llegase a través del teletipo, iría a por ella. La idea era vender estas historias a los periódicos. Naturalmente, escogía historias dijeran algo, en otras palabras, los nombres hacen las noticias. Si hay una pelea de una pareja en la tercera o novena avenida en la Cocina del Infierno, a nadie le importa, es sólo una pelea de bar. Pero si hay una pelea en público en un Cadillac en Park avenue y sus nombres están en el Registro Social, se convierte en noticia y los periódicos se interesan en eso.

Cubrí todo tipo de historias desde Asesinos Anónimos hasta el estreno de la ópera El Baile de Cenicienta en el Waldorf, En otras palabras, te tomas todo con calma. La misma cámara que fotografía la escena de un asesinato, fotografía bonitos temas de sociedad en un gran hotel.

El trabajo más fácil de cubrir es un asesinato porque el fiambre estará tumbado en el suelo, no se podrá levantar e irse ni enfadarse y estará bien por lo menos durante dos horas. Así que tenía tiempo de sobra. En los incendios tienes que trabajar muy rápido. Una de las mejores fotos que he hecho, sólo para ponerte un ejemplo, la hice un día que me levanté a las 9 una noche y me dije a mí mismo “voy a dar una pequeña vuelta en coche para abrir el apetito” Cuando llegué al corazón de Little Italy, en el 10 de Prince Street, había un tipo al que habían linchado en la puerta de una pequeña tienda de dulces. Era una agradable noche de verano, había detectives por todos lados, los cinco vecinos del vecindario, estaban en la escalera de incendios. Miraban y estaban pasando un buen rato. Algunos de los niños estaban incluso leyendo revistas graciosas y cómics.

Había otro fotógrafo por allí e hizo lo que llamaban un disparo a diez pies. Hizo simplemente una fotografía del tipo tumbado en la puerta, sin más. Para mí, ése era el drama, era como un telón de fondo. Me alejé unos cien pies, usé el flash y tomé toda la escena: la gente en la escalera de incendios, el cuerpo, todo. Por supuesto, el título fue “Asientos en el balcón para ver el asesinato” Con esa foto gané una medalla de oro con un diamante real. En otras palabras, traté de humanizar las historias de las noticias.

Por supuesto tuve varios inconvenientes con los lelos de los editores. Si era un incendio, decían “¿Dónde está el edificio ardiendo?” Y yo les contestaba, “Pero si es lo mismo, mira, aquí está esa gente afectada por el edificio quemado”. Algunos lo entendían y otros no. En una ocasión, fui a un vecindario donde había una casa ardiendo y encontré a una madre y a su hija mirando hacia arriba sin esperanza. Otra de sus hijas y su bebé habían muerto quemados. Ahora bien, ¿qué pasa en los incendios? Los que tienen suerte salen del edificio quemado y se juntan en la calle. Luego los bomberos empiezan a contar narices para saber cuántas personas siguen dentro. En ese incendio, el ayudante del jefe de bomberos salió y dijo “Jefe, hay un asado”, quería decir que una persona había muerto quemada. A eso se referían con un asado. Y vi a esta mujer y a su hija mirando hacia arriba desesperadas e hice esa foto. Para mí, eso simbolizaba los vecindarios de mala muerte y todo lo que les rodeaba.

Muchas veces, iba con amigos por la calle y decían “Mira, Weegee, hay un borracho tirado en la alcantarilla” Y yo le echaba un vistazo y les contestaba “No tiene carácter” Porque ¡hasta un borracho tiene que ser una obra de arte! Podría conducir toda una noche, o todo un año buscando una buena foto de un borracho. La conseguí después de dos años. Era un tipo que estaba en ¿Amsterdam avenue? un domingo a las 5 de la mañana. Estaba durmiendo debajo de una marquesina en una funeraria. Ésa era la foto. Por supuesto, el título de la foto sería “Muerto de borrachera”. Así que podríamos decir que soy perfeccionista. Cuando hago una foto, ya sea de una asesinato o un borracho, tiene que ser buena.

Cuando una alguien se mete en líos y la arrestan, la primera cosa que hace es taparse la cara. A los editores no les gusta. Dicen “No me des excusas, dame la foto para que nuestros, lectores puedan ver cómo es esa persona”.

Por ejemplo, unos policías de Nueva York arrestaron a una mujer a la que buscaban por un robo de unas 25 mil joyas en Washington D.C. A la mujer, que iba dopada, evidentemente la pillaron. Estaba en una celda en el sótano del cuartel general de Manhattan, cuando bajé empezó a cubrirse. Le dije “mire, señora, guarde su energía, no voy a hacerle una foto, lo que quiero es hablar con usted” Ella me contestó “No, sé lo que quieres, quieres hacerme una foto. ¿Por qué te iba a dejar? ¿Para que mis amigos, familiares y mi madre puedan verla en la primera página del periódico?” Le dije “Espere un momento, no vaya tan rápido. Puede escoger. ¿Quiere que su foto aparezca en los periódicos su foto de pie con su número debajo? ¿O me dejará hacerle una bonita foto en la que salga bien, con una luz suave como haría Rembrandt?” Hablando con ella, la convencí de que era lo más lógico que podía hacer, posar para la foto. Era una buena toma, me dije, sin contar con la de los polis. En fin, que esto demuestra que conversando con la gente puedes hacer que muestren su cara, la gente es razonable, hasta los ladrones de joyas.

La forma de empezar es, si tienes una radio de la policía en casa, escuchas que algo ocurre en el vecindario de al lado, ve a por ello. Haz fotos de eso, llévalas al periódico local y después de un tiempo te harán encargos, aprenderán a depender de ti. En lugar de despertar a sus propios fotógrafos de madrugada, te llamarán a ti. Y después de esto, vendrá una oferta de trabajo. Es una forma muy buena de empezar.

Digamos que tienes una cámara y que haces buenas fotos que gustan a todo el mundo. Tienes que salir fuera de la clase donde sólo fotografías a tus amigos y parientes. Eso es muy bonito pero si quieres dedicarte a ello profesionalmente, tienes que salir a fotografiar extraños. Sé que al principio estarás asustado. Yo estaba muerto de miedo al principio, pero tienes que hacerlo. A la mayoría de la gente le gusta que le hagan fotos. Lo ven como un honor que los escojas entre la multitud. Dicho de otra forma, no puedes ser un blandengue y hacer fotografía.

Pienso en la definición de lo que tiene que ser una fotografía periodística. Una vez fotografié a Stieglitz, un fotógrafo verdaderamente bueno, empezamos a hablar y me dijo “las cosas ocurren en una milésima parte de un fugaz segundo. Depende del fotógrafo capturar eso en el negativo, porque como el día de la muerte, eso nunca volverá jamás.

Anuncios
  1. Cuando yo empecé a trabajar con la cámara. mejor dicho a querer trabajar, en el 87 podía aplicar una por una las palbras de Weege, no tenía carnet de prensa, salía a la calle y buscaba cualquier cosa, la mayoría manifestaciones, a base de estar conocí a otros fotógrafos que ya estaban colaborando en medios, y cuando un día a uno de ellos le metieron en plantilla me recomendó para que fuera yo a colaborar. Hoy en día no sé si seguirá siendo igual, lo único que no cambia es que los fiambres no se mueven, no se enfadan, y tienes un par de horas hasta que el juez de guardia levanta el cadaver.

    • Yo nunca he probado a hacer eso. Y no, no trabajo de fotógrafa. Supongo que hay que tenar más fuerza de voluntad de la que yo tengo para conseguir trabajo en este campo.

      De todas formas, me refería a lo de tener una radio de la policía en casa… Me parece de coña, pero ahí está parte de la genialidad de este hombre.

      • En todas las redacciones había un escaner de la policia en sucesos o local, era muy normal, yo también tenía uno en casa, aunque no me sirvio de mucho. Hay que ver el trabajo de Weege en el entorno de un mundo en el que la prensa gráfica tenía el poder de la imagen, antes de la aparición de la televisión. La genialidad de weege era sus puntos de vista, lo explica muy bien en la entrevista, ese dar un paso atras para contar todo lo que pasa alrededor del muerto, no sólo la noticia del muerto, cuanto podría escribir sobre esto, pero es tu blog, y muy buen blog, no merece visitantes pesados.
        Un cordial saludo.

        • De pesado nada, escribe cuanto quieras. Como si necesitas una entrada completa, tuya es. Gracias por tu aportación.

          Un saludo 😉

  2. No me canso de agradecer tu trabajo de divulgación. Los fotógrafos que como yo tenemos alergia al inglésEstamos en deuda contigo. Si te animas con la traducción de Anne Leitb. at work…

    • Me alegro de que te sirva. A mí también me da un poco de manía que esté todo en inglés, no por nada, lo entiendo bien, pero eso de “aprende inglés que es el idioma en el que habla el arte” siempre me ha molestado.

      De lo de Annie, quizás traduzca algunos fragmentos, la verdad es que el libro no tiene desperdicio. No sé si habrás visto que en su día traduje algo: https://sientateyobserva.wordpress.com/2009/04/28/annie-leibovitz-at-work/ En fin, quizás en navidad que bajo a casa pongo algún pie de foto de ella.

      Un saludo 😉

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: