Posts Tagged ‘ Moriremos mirando ’

Alberto García-Alix Vs Sebastiao Salgado.

Versus es una nueva sección en la que algunos fotógrafos hablan sobre sus colegas. En esta primera entrada pongo unos fragmentos de un artículo que García-Alix escribió sobre Sebastiao Salgado cuando le otorgaron el premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1998. Fue publicado en el ABC Cultural y está recogido en Moriremos mirando, libro que recoge todos los textos publicados por de este autor.

Sebastiao Salgado

Las conclusiones que saco de este extraordinario reportero y creador de imágenes es que humanamente tiene que ser un gran tipo. Un solidario en la mejor tradición. Él cree en el hombre y en su trabajo, en su intrínseca dignidad, y eso lo vemos claramente en sus fotos, que siempre nos conmueven, no sólo por su belleza formal -composición e iluminación-, sino por una poesía permanente que trasciende de ellas. Es ahí donde realmente radica su grandeza.

Sebastiao Salgado 2

Pero debo decir que es esa misma poesía es la que de alguna manera enfría el mensaje y también nos distancia de la realidad que nos muestra. Sus fotos siempre son… cómo decirlo… ¿Políticamente correstas? Sí, sus imágenes nunca nos ofenden, en ellas el dolor de los hombres desfavorecidos por la vida nunca se muestran.

Sebastiao Salgado Refugiados

Quisiera añadir, y no es crítica, que al leer sus declaraciones me he sorprendido. ¿Es tal como esperaba? Sí y no. “Viajo sólo -declara-. Trabajo de día y me encierro por la noche en la habitación del hotel. No salgo ni para cenar”.
¡Joder! Esto me distancia mucho de él. Yo creo que aunque eso sea fotografiar, no es vivir. No propicia el encuentro, y en el encuentro está también la magia de la vida y una de las bases del conocimiento.

Anuncios

Alberto García-Alix sobre Sebastiao Salgado

Versus es una nueva sección en la que algunos fotógrafos hablan sobre sus colegas. En esta primera entrada pongo unos fragmentos de un artículo que García-Alix escribió sobre Sebastiao Salgado cuando le otorgaron el premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1998. Fue publicado en el ABC Cultural y está recogido en Moriremos mirando, libro que recoge todos los textos publicados por de este autor.

Sebastiao Salgado

Las conclusiones que saco de este extraordinario reportero y creador de imágenes es que humanamente tiene que ser un gran tipo. Un solidario en la mejor tradición. Él cree en el hombre y en su trabajo, en su intrínseca dignidad, y eso lo vemos claramente en sus fotos, que siempre nos conmueven, no sólo por su belleza formal -composición e iluminación-, sino por una poesía permanente que trasciende de ellas. Es ahí donde realmente radica su grandeza.

Sebastiao Salgado 2

Pero debo decir que es esa misma poesía es la que de alguna manera enfría el mensaje y también nos distancia de la realidad que nos muestra. Sus fotos siempre son… cómo decirlo… ¿Políticamente correstas? Sí, sus imágenes nunca nos ofenden, en ellas el dolor de los hombres desfavorecidos por la vida nunca se muestran.

Sebastiao Salgado Refugiados

Quisiera añadir, y no es crítica, que al leer sus declaraciones me he sorprendido. ¿Es tal como esperaba? Sí y no. “Viajo sólo -declara-. Trabajo de día y me encierro por la noche en la habitación del hotel. No salgo ni para cenar”.
¡Joder! Esto me distancia mucho de él. Yo creo que aunque eso sea fotografiar, no es vivir. No propicia el encuentro, y en el encuentro está también la magia de la vida y una de las bases del conocimiento.

No hables más de mí. Alberto García-Alix.

(…)Pasó un tiempo y allá por el 81, o sería el 82, lo pasaba en grande cuando algún marinero de agua dulce se quedaba extasiado con “la maravillosa” -para él, claro- y nueva imagen de un tipejo que lideraba un grupo llamado Adam and the Ants.

¡Que no te enteras, pata de palo! ¡Que no te enteras, marrano! Esa para ti nueva imagen es una vulgar copia, tardía y mala, de Johnny Kidd.

Ya veis, lo pasaba yo de lo lindo apuñalando ciertas ilusiones.

Un año más tarde, Quico Rivas y yo (terror de los mares del Sur) y yo trabajábamos en un guión para un corto que iba a ser producido por TVE y que con más problemas y penas que gloria, logré llevar, triste destino el mío, al fondo del mar. El contramaestre era el sevillano Silvio, que dio vida -nunca mejor dicho- a Johnny Kidd.

Una canción del 61, Let’s Talk About Us, dio el nombre al film y sería el epitafio perfecto, porque tengo sed. Un trago y seguimos… Gracias, muchachos.
Salía a escena, o mejor digamos “al abordaje”, con todas sus galas: parche en el ojo, camisas engoladas y abiertas enseñando el pecho, cinturón ancho donde llevaba su famoso puñal y botas altas. (…)

Moriremos mirando. Alberto García-Alix.

Entrevista de Alejandro Jodorowsky a Alberto García-Alix.

Es un trago mostrarlas [las fotografías] y exponerte al juicio de los demás, a sus preguntas -inteligentes o estúpidas-, a sus halagos. El halago es lo que más me fastidia. Si me insultan sé qué decir. Pero el halago de intimida, me hace dudar. Así pues, cuarto de juguetes y al mismo tiempo cámara de tortura. Al final la fotografía es un látigo. Muestra sin contemplaciones tus vicios y tus virtudes.

Moriremos mirando, Alberto García-Alix.

Cuando leí esto, recordé la entrevista que le hizo Jodorowsky en la que lo entierra en halagos. Al verla, me dio la impresión de que Jodorowsky le hacía ver cosas en sus fotos en las que él nunca había caído. Es lo bonito del arte, el autor lo hace y el espectador lo completa. A ver qué os parece.

Entrevista de Alejandro Jodorowsky a Alberto García-Alix

Alberto García-Alix

Alberto García-Alix. Emma Suárez

Es un trago mostrarlas [las fotografías] y exponerte al juicio de los demás, a sus preguntas -inteligentes o estúpidas-, a sus halagos. El halago es lo que más me fastidia. Si me insultan sé qué decir. Pero el halago de intimida, me hace dudar. Así pues, cuarto de juguetes y al mismo tiempo cámara de tortura. Al final la fotografía es un látigo. Muestra sin contemplaciones tus vicios y tus virtudes.

Moriremos mirando, Alberto García-Alix.

Cuando leí esto, recordé la entrevista que le hizo Jodorowsky en la que lo entierra en halagos. Al verla, me dio la impresión de que Jodorowsky le hacía ver cosas en sus fotos en las que él nunca había caído. Es lo bonito del arte, el autor lo hace y el espectador lo completa. A ver qué os parece.

Moriremos mirando. Alberto García-Alix.

Llevo unas semanas sin internet y me ha dado por leer, las próximas actualizaciones irán de eso, de los libros que he leído. El primero es éste, Moriremos mirando de García-Alix. Es una recopilación de los textos que se han ido publicando en distintos medios. Es un libro que ayuda a comprender al autor y su fotografía. Es muy sincero, muy directo. Vienen también los guiones que ha escrito, entre ellos el de De donde no se vuelve que estaba en la exposición del Reina Sofía. Haré varias actualizaciones sobre él porque el libro tiene bastante chicha. Por ahora os dejo algunos de mis recortes favoritos.

“Creo que los hombres y mujeres necesitamos un cuarto de juguetes para ser felices. Cuando descubrí que la fotografía podía hacerme feliz -aunque no me diera un duro, aunque se dijera de mí que era el peor fotógrafo del mundo-, entré en el cuarto de juguetes. Y desde entonces no creo que haya dejado de jugar. Ser fotógrafo es amar la fotografía, igual que sentirse albañil o poeta significa amar la albañilería o la poesía”.

“Era yo más joven. Soñaba y así, en sueños, un ángel me gritó al oído: “Para entrar en el cielo deberás estar tatuado. Lo repitió un par de veces. Luego el eco de su voz se fue apagando sin que llegase a enterarme de si para conseguir tal premio debía tatuarme de los pies a la cabeza o sólo un poco…”

“Nunca me han seducido los coches, jamás encontré en mí las ganas de crucificarme por tener uno. No he ambicionado ni saber conducirlos; en cambio desde niño acaricié siempre la idea de tener moto, no sólo como medio de locomoción que sirva para llevarme lejos, sino más allá. Siempre representó, y representa hoy día, un amplio concepto de libertad para mí, una ilusión, un pedazo de cielo en la tierra, mi fórmula para disfrutar de la vida y aún ir al paraíso con las manos llenas de grasa”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: