Posts Tagged ‘ Martin Luther King ’

Hazle una pregunta a Enrique Meneses

Enrique Meneses es fotoperiodista, amante de África, continente que ha recorrido varias veces, la primera de ellas del Cairo al Cabo en busca de una chica que aparecía en una revista. Fue el primer periodista que subió a Sierra Maestra con Fidel Castro y el Che Guevara durante la revolución cubana. Ha fotografiado a personalidades como Martin Luther King, Salvador Dalí o Pablo Picasso. Aquí os dejo el documental de Cien Miradas de Enrique Meneses.

Tenéis una semana para hacerle vuestras preguntas. Ya sabéis que podéis dejarlas aquí, en Facebook o mandármelas al email reinatoresano@gmail.com.

Anuncios

“Oxígeno para vivir”, el documental de Enrique Meneses.

Enrique Meneses por Mokhtar Atitar

Enrique Meneses, una vida de periodismo y aventura

El documental ‘Oxígeno para vivir. De la generación Mágnum a la generación 2.0’ hace balance del periodismo a través del trabajo de un insustituible testigo del siglo XX

“Yo siempre digo que tengo sangre de tinta… y un poco de güisqui”. Con esta frase y con algo menos, por no decir nada, de alcohol, comienza Oxígeno para vivir. De la generación Mágnum a la generación 2.0 , el documental que ideó la periodista Georgina Cisquella con la ayuda del realizador Renato San Juan para “hacer memoria del periodismo de los últimos 50 años” a través de la carrera y la vida cotidiana del fotorreportero Enrique Meneses (Madrid, 1929).

El día de la muerte de Manolote en 1947, cuando ni siquiera había cumplido la mayoría de edad, Meneses escribió su primera noticia. Desde entonces no ha parado. “Yo sigo trabajando, no he dejado de escribir ni un día desde que tenía 15 años”, cuenta en el salón de su casa de Madrid, sentado en su sillón de orejas, delante del ordenador, al lado de la televisión y con un móvil de última generación cerca. Porque desde hace siete años Meneses ha redoblado su contacto con la realidad a través de su blog y de las redes sociales. Pero para llegar a hasta este escritorio se crió primero por el mundo en busca de historias.

“Es la mejor representación del periodista que ha sabido adaptarse a los cambios tecnológicos asumiendo que el oficio sigue siendo el mismo”, señala Georgina Cisquella. “Lo que más me fascinó cuando descubrí a Enrique fue su optimismo histórico y vital, su increíble memoria y lo más valioso para este trabajo, su capacidad para usar lo que ha vivido en el pasado para reflexionar sobre el presente”.

Paul Newman por Enrique Meneses.

La periodista Rosa Jiménez Cano entra en el salón. “¿Qué te parece el nuevo Paris-Match?”. “Es una mierda, se ha convertido en la revista Hola“. Hace más de medio siglo, la revista francesa mostraba las fotografías de Meneses en Sierra Maestra. La portada era la imagen de un rebelde empuñando un arma “solo importante para la publicación por el secuestro del piloto de carreras Fangio”. Días después, aquel barbudo pasó a ser Fidel Castro, el líder de la Revolución Cubana al que Meneses siguió en su conquista de La Habana. 

El periodista se para ante una fotografía del Ché Guevara en la entrada de su casa. “Es un vintage sacado del original que Korda me dedicó en una visita a España”. Una de las cientos de reliquias que acumula en su casa apiladas cerca de la chimenea, desbordando los estantes o poblando la pequeña biblioteca que hay pegada al salón. En un rimero de libros aparece el que su hija Bárbara escribió a los 15 años sobre su viaje por África. “Salí de Madrid con un equipo y siete millones de pesetas que me dio TVE para pagar la expedicion y así viajar por el continente con mis hijas Bárbara y Anne Isdabelle”. En total 20.000 kilómetros, 112 días, una travesía de 11 países.

Variadas son las situaciones preñadas de historias en las que se ha visto Meneses: Sentado frente a Farah Diba, (“la entrevisté en francés y al Sha en inglés, cada uno había recibido una educación”); hablando con el hijo de Martin Luther King (“El día del discurso me acerqué a una mujer que lloraba. En 85 años nadie la había llamado señora y aquel día, un hombre blanco la empujó y se excusó diciéndola madam. Sus lágrimas me sirvieron para titular una pieza que luego mis jefes cambiaron”); corriendo por la avenida de los francotiradores en Sarajevo con el que el llama su redescubridor, Gervasio Sánchez.

El fotoperiodista aragonés es otro de los personajes que acompaña a Meneses en el documental. “Elegimos a periodistas como Manu Leguineche, Rosa María Calaf, Amalia Sanpedro y Gerardo Olivares no solo porque habían compartido parte de su vida con Enrique, sino porque la idea era crear un debate sobre el periodismo”, explica Cisquella.

El oxígeno

Y entre memoria y memoria, el día a día. El oxígeno para vivir por culpa de un cáncer de pulmón del que ya “solo queda un centímetro”. Las comidas preparadas, “alta cocina fácil de hacer”. El cepillo en forma de hipopótamo rosa que guarda de cuando su hija era pequeña y que ahora usa para limpiar la cuchilla de afeitar.

Y los premios. Los reconocimientos a una vida dedicada al periodismo que su hija Bárbara le reprocha en una charla en Antequera. “Eres una emisora de radio que emite en una sola frecuencia. Siempre tratas de imponer tu visión del mundo”, dice ella. En ese momento, se congelan los recuerdos. “Me puse muy triste. Georgina me dijo que si quería cortaría esta conversación, pero llevo toda mi vida defendiendo la libertad de expresión, no voy a censurar nada con 81 años”.

El País.

Manifestación frente al obelisco en Washington D.C.

Os recuerdo que lo entrevistaremos en el mes de Marzo y podréis mandarle las preguntas que os parezcan. Aquí podéis ver un fregmento del documental.

La traición de Ernest Withers, fotógrafo de Martin Luther King.

He encontrado en este artículo en un blog que es un filón, no sólo en el tema de la fotografía, sino también de literatura, arte y cultura en general. Se llama Asteroide (222) Lucía y pasearemos por allí bastante a menudo. A los que nos podáis esperar, ya sabéis, pero volved por aquí de vez en cuando, por favor… 😉  

Ernest Withers en el motel donde Luther King fue asesinado. (GETTY)

 

La doble vida del fotógrafo de Martin Luther King

Ernest Withers espió a los líderes del movimiento negro para venderle la información al FBI

Un minuto después de las seis de la tarde del 4 de abril de 1968, una bala atravesó la garganta de Martín Luther King dejándolo herido de muerte en el suelo del balcón de su habitación en el motel Lorraine de Memphis (Tennesse). Justo en el mismo lugar donde sólo unos segundos antes el fotógrafo Ernest Withers, su mano derecha, le inmortalizó por última vez con vida en unas fotos que se convirtieron en historia. Withers acompañó al líder negro que defendió la igualdad y los derechos civiles en todas sus apariciones públicas. Su objetivo recogió el célebre discurso Yo tengo un sueño frente al monumento a Lincoln durante la gigantesca marcha sobre Washington en 1963. También fue testigo del Premio Nobel de la Paz, concedido a Luther King un año después. Sin embargo, cuatro décadas después de la muerte del activista de Atlanta, un despiste de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha permitido descubrir que Withers aprovechó su privilegiada posición para vender información a las autoridades sobre las actividades del movimiento negro estadounidense de los sesenta. 

Un artículo aparecido en el periódico de Memphis The Commercial Appeal, ha acabado con la fama y el reconocimiento público del que gozaba el conocido como el primer fotógrafo de derechos civiles, fallecido en 2007 a los 85 años. En una investigación que ha durado más de dos años, el periodista Marc Perrusuia tuvo acceso a varios archivos secretos del FBI, entre ellos uno de 369 páginas que revelaba que el nombre de Whiters estaba inscrito en el libro de pagos de la agencia federal. 

Martin Luther King, Jr y el reverendo Abernathy en el primer autobús no segregado de Montgomery (21 de Diciembre de 1956)

 

El fotógrafo, que también retrató el viaje de Luther King en el primer autobús no segregado en Montgomery, Alabama, facilitaba los detalles sobre la preparación de las marchas, la vida personal y los viajes del líder del movimiento en defensa de los derechos civiles a cambio de cantidades de dinero que aún no han trascendido. De hecho, según Perrusuia, incluso existe un informe realizado por Withers el 10 de abril de 1968, seis días después de la muerte de Luther King, en el que describe lo que sucedió en el funeral del líder negro y los días posteriores a su asesinato. 

Sus contactos en la oficina del FBI Memphis eran los agentes Howell Love y William Lawrence, con quienes mantuvo varias reuniones y conversaciones telefónicas siempre escudado en su nombre en código, ME 338-R. La agencia federal, entonces dirigida por J. Edgar Hoover, estaba más que satisfecha con la labor de Withers, al que los documentos describen como “el informante racial más experimentado en todas las actividades claves de la comunidad negra”. 

"I am a man" trabajadores de sanidad convocados en el Templo Claborn, Menphis, 1968.

 

Los activistas de color aún con vida no se pueden creer que la sombra de Martín Luther King, el hombre con el que compartían sus secretos, les vendiera. El historiador y ex asesor del FBI Athan Theoharis calificó el descubrimiento como “una increíble traición”, mientras que el reverendo James Lawson, que trabajó codo con codo junto a Luther King en Nashville (Tennesse), reconoce que “Ernie abusó de nuestra amistad”. 

Las revelaciones sobre la doble vida de Withers no han sentado nada bien a sus descendientes, que preparan la apertura de un museo en Memphis con el legado fotográfico que dejó su padre a lo largo de sus más de 60 años de profesión. Rosalind Withers, hija menor del artista, asegura que defenderá el nombre de su padre de unas acusaciones que, según ella, “se basan en un número del que no existen pruebas que le identificara”. La familia ha negado siempre tener conocimiento alguno de la relación de Withers con la agencia federal y lamenta que se haga “una acusación tan fuerte sin que él esté aquí para poder defenderse”. 

Público.es 

 

Funeral de Martin Luther King en Menphis, el 8 de abril de 1968.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: