Posts Tagged ‘ Kim Badawi ’

“Les Cataphiles” de Kim Badawi.

 
El cataphile “Kta Pop” sale de las catacumbas a través de un aparcamiento público de 10 de abril de 2010. El parking está situada en la planta octava bajo tierra en el centro de la ciudad.

 Les Cataphiles: Exploradores subterráneos de las Catacumbas y canteras bajo París. 

 Los Cataphiles son exploradores urbanos parisinos que deambulan ilegalmente por las catacumbas, término usado popularmente para describir una serie de túneles bajo tierra que solían ser una red de minas de piedra. Fueron construidas poco después de la Revolución Francesa para alojar los restos de las tumbas destruidas durante la expansión de la ciudad. Las catacumbas son el testimonio de más de dos siglos del patrimonio cultural de la ciudad. Por ejemplo,  la resistencia francesa las usó como refugio durante la ocupación nazi de París durante la Segunda Guerra Mundial.  A finales de los años sesenta, parisinos conocidos como cataphiles empezaron a restaurar algunos de estos espacios y organizar los osarios para dar paso a unos espacios más creativos o incluso vecindarios.

Las Catacumbas (o les Ktas como son conocidas) son enormes redes de galerías, túneles y criptas bajo el suelo de París. Cerca de ocho yardas (siete metros y medio) bajo los adoquines de la ciudad, no hay luz, electricidad, ni siquiera sonido. No hay criaturas vivientes ni fantásticas leyendas urbanas en las Catacumbas pero se estima que unos 300 parisinos las visitan cada semana entrando por accesos secretos a lo largo de la ciudad. Entrar en las Catacumbas es ilegal y está considerado como allanamiento sin embargo está algo tolerado por los locales. Si pillan a los intrusos sólo les ponen una pequeña multa.  

Fiesta subterránea bajo el districto 13 el 10 de abril de 2010. Los lugares y fechas de las fiestas se mantienen en secreto hasta esa misma noche. Los cataphiles llevan generadores y paquetes de baterías para luz y sonido

 

La entrada a las Catacumbas oficiales está restringida. Una pequeña parte de las catacumbas se abren al público o los turistas, pero es sólo una minúscula parte de una extensa cadena de  túneles que se expanden en más de 300 km de longitud. Algunos de los pasadizos son muy bajos, estrechos o inundados parcialmente. Por todos estos peligros, es ilegal acceder a las catacumbas desde el 2 de Noviembre de 1955. Sin embargo hay entradas secretas a través de alcantarillas, el metro o algunos pozos. Los cataphiles son en cierto sentido una comunidad ya que comparten los mismos espacios aunque divididos en ciertas redes o vecindarios bajo tierra. Los cataphiles no necesariamente prometen lealtad a una red en concreto, en realidad viven sobre la ciudad, pero muchos visitan una red en concreto diferente a la que tienen bajo su barrio. Existen rivalidad y alianzas entre distintas redes de la ciudad y los turistas o los no-cataphiles son raramente bienvenidos. 

El cataphile "Zum" busca cráneos intactos en los osarios de las catacumbas. París, 20 de Marzo de 2010.

Hay tres normas que un cataphile debe seguir y respetar. Son las siguientes: 

1)”Lo que viene abajo, tiene que volver arriba” Es una regla que concierne a la basura y que es  rigurosamente seguida y respetada por los cataphiles

2)”Nunca hablar de arriba” La mayoría de los cataphiles utilizan alias para identificarse. Lo que uno hace para ganarse la vida o dónde va a la escuela es raramente discutido en las Catacumbas. Muchas de las placas indican nombres de las calles de arriba, pero en algunos casos están puestas para despistar. 

3)”Nunca confíes en nadie” Existe la idea de que un buen cataphile no es sólo alguien con ganas de aventura y con un sentido de la orientación superior al normal, sino alguien que ha estado suficientemente expuesto a la vida en estas canteras subterráneas o comunidades que visitan las Catacumbas regularmente. En pocas palabras, como las Catacumbas están formadas de complejos sistemas de túneles que se extienden en muchas plantas y que se extienden a lo largo de toda la ciudad, con sólo unas cuantas entradas y salidas al mundo exterior, es aconsejable nunca fiarse de nadie, de señales aparentemente obvias ni de mapas encontrados online. 

"Mishada Di" atraviesa una cantera inundada en una noche de exploración urbana bajo el distrito 14 el 14 de Noviembre de 2009.

Reportaje completo y artículo original en inglés en Gettyimages

Anuncios

Kim Badawi. Les Cataphiles

El cataphile “Kta Pop” sale de las catacumbas a través de un aparcamiento público de 10 de abril de 2010. El parking está situada en la planta octava bajo tierra en el centro de la ciudad.

Les Cataphiles: Exploradores subterráneos de las Catacumbas y canteras bajo París.

Las Catacumbas (o les Ktas como son conocidas) son enormes redes de galerías, túneles y criptas bajo el suelo de París. Cerca de ocho yardas (siete metros y medio) bajo los adoquines de la ciudad, no hay luz, electricidad, ni siquiera sonido. No hay criaturas vivientes ni fantásticas leyendas urbanas en las Catacumbas pero se estima que unos 300 parisinos las visitan cada semana entrando por accesos secretos a lo largo de la ciudad. Entrar en las Catacumbas es ilegal y está considerado como allanamiento sin embargo está algo tolerado por los locales. Si pillan a los intrusos sólo les ponen una pequeña multa.

Fiesta subterránea bajo el districto 13 el 10 de abril de 2010. Los lugares y fechas de las fiestas se mantienen en secreto hasta esa misma noche. Los cataphiles llevan generadores y paquetes de baterías para luz y sonido

 

La entrada a las Catacumbas oficiales está restringida. Una pequeña parte de las catacumbas se abren al público o los turistas, pero es sólo una minúscula parte de una extensa cadena de  túneles que se expanden en más de 300 km de longitud. Algunos de los pasadizos son muy bajos, estrechos o inundados parcialmente. Por todos estos peligros, es ilegal acceder a las catacumbas desde el 2 de Noviembre de 1955. Sin embargo hay entradas secretas a través de alcantarillas, el metro o algunos pozos. Los cataphiles son en cierto sentido una comunidad ya que comparten los mismos espacios aunque divididos en ciertas redes o vecindarios bajo tierra. Los cataphiles no necesariamente prometen lealtad a una red en concreto, en realidad viven sobre la ciudad, pero muchos visitan una red en concreto diferente a la que tienen bajo su barrio. Existen rivalidad y alianzas entre distintas redes de la ciudad y los turistas o los no-cataphiles son raramente bienvenidos.

El cataphile “Zum” busca cráneos intactos en los osarios de las catacumbas. París, 20 de Marzo de 2010.

Hay tres normas que un cataphile debe seguir y respetar. Son las siguientes:

1)”Lo que viene abajo, tiene que volver arriba” Es una regla que concierne a la basura y que es  rigurosamente seguida y respetada por los cataphiles.

2)”Nunca hablar de arriba” La mayoría de los cataphiles utilizan alias para identificarse. Lo que uno hace para ganarse la vida o dónde va a la escuela es raramente discutido en las Catacumbas. Muchas de las placas indican nombres de las calles de arriba, pero en algunos casos están puestas para despistar.

3)”Nunca confíes en nadie” Existe la idea de que un buen cataphile no es sólo alguien con ganas de aventura y con un sentido de la orientación superior al normal, sino alguien que ha estado suficientemente expuesto a la vida en estas canteras subterráneas o comunidades que visitan las Catacumbas regularmente. En pocas palabras, como las Catacumbas están formadas de complejos sistemas de túneles que se extienden en muchas plantas y que se extienden a lo largo de toda la ciudad, con sólo unas cuantas entradas y salidas al mundo exterior, es aconsejable nunca fiarse de nadie, de señales aparentemente obvias ni de mapas encontrados online.

“Mishada Di” atraviesa una cantera inundada en una noche de exploración urbana bajo el distrito 14 el 14 de Noviembre de 2009.

Reportaje completo y artículo original en inglés en Gettyimages

A %d blogueros les gusta esto: