Posts Tagged ‘ Joan Fontcuberta ’

“Reflectogramas” de Joan Fontcuberta.

Lo pongo por si a alguien le interesa. No se a vosotros pero yo cada vez veo las obras/reflexiones de Fontcuberta más cogidas con pinzas. ¿Qué pensáis?

Cómo queremos vernos a través del espejo

Fontcuberta recopila en un libro un nuevo género fotográfico, “los reflectogramas”

Se identifican al primer vistazo, y todos hemos mirado (y hecho) cientos: imágenes realizadas enfrente de un espejo por los propios fotografiados y en las que aparece la cámara. Voilà. El artista y estudioso de imágenes Joan Fontcuberta, Premio Nacional de Fotografía, los llama “reflectogramas” y lleva años constatando el crecimiento de ellos en ese gran “vertedero” que es internet.

Con la paciencia del archivero, Fontcuberta ha ido guardando ejemplos de estos autorretratos contemporáneos que cuelgan de páginas web de acceso público. Hasta que se unió al editor Joaquín Gallego para reunir un pellizco de ese ingente material en A través del espejo, un apasionante libro que manifiesta el nacimiento “de un nuevo género”, que trasluce, según el autor,”una antropología contemporánea donde vemos cómo la gente quiere verse y cómo quiere darse a ver”.

El asunto tiene metros y metros de tela de donde cortar. Internet, por supuesto, está en el origen. “No nos hemos dado cuenta todavía de la escala del seismo que está produciendo”, admite. “Este libro es un termómetro para tomar la temperatura de la sociedad. Para entender nuestras ilusiones y anhelos”, apunta el autor, para quien, aunque expresada de manera más directa, la cosa no ha cambiado tanto: ”Lo que queremos es que nos quieran y nos acepten”, reflexiona. Todo a través del espejo, de la búsqueda incesante de nuevos lugares donde se produce el reflejo. “No hay un elemento de tal naturaleza simbólica para la construcción del yo como el espejo”, apunta.

Nuevo vocabulario

Pero la construcción de ese yo se articula hoy con un nuevo vocabulario, que tiene también sus derivaciones estéticas. “Son cámaras de tecnología modesta, que generan unos resultados con determinados errores. Y todo ese repertorio va configurando una nueva retórica expresiva. Esta foto descuidada pasa a ser asumida por la fotografía de moda o de publicidad”, explica.

Portátiles y siempre a mano, las nuevas cámaras son animales voraces. “Hoy se fotografía todo, ya no sólo los momentos que son importantes para una historia familiar”, dice. “La foto como acto solemne desaparece, también el autor profesional, es parte del proceso histórico de secularización de los que confeccionan las imágenes. Ahora cada uno puede gestionar la imagen que quiere dar al mundo”, explica.

Ahora bien, al ojear A través del espejo, se identifican patrones, entre los que la imagen sexual tiene un peso apabullante. “Internet favorece la superación de ciertos tabús”, asume.

El asunto es político en una doble vertiente. La ruptura entre lo privado y lo público es uno de las grandes revoluciones que viene agitando la red. “Para mí ese gesto de romper la barrera entre lo íntimo y lo público tiene que ver con el gesto revolucionario de romper los escaparates de las tiendas, de romper barreras”.

Cuestión de derechos

También por el lado de los derechos de imagen y de autor. “El libro viene a ser una propuesta para replantear los límites de esos derechos”, mantiene Fontcuberta, que se parapeta en el hecho de que las fotos han sido extraídas de webs de acceso público. “Ya son accesibles, el libro lo que hace es visualizarlas”.

Para el autor, el gesto del libro tiene una naturaleza duchampiana. ”Los artistas están empezando a ser más prescriptores que ejecutores. Mi planteamiento no es que hagamos mas imágenes, sino dar sentido nuevo a las que existen”.

Por lo pronto, este acercamiento a los “reflectogramas” quiere continuar. “Este es un primer volumen”, admite. Es un trabajo interminable. Como un enorme juego de espejos.

Público.

Web de Joan Fontcuberta.

Las fotografías estan sacadas  de aquí.

Anuncios

Roban la obra Milagros y co de Joan Fontcuberta.

Fontcuberta, expoliado en Aviñón

Una banda de ladrones roba 40 obras del fotógrafo valoradas en 200.000 euros

ROBERTA BOSCO – Barcelona – 28/09/2010

“Estoy aún en estado de shock. Cuando la policía francesa me llamó para comunicarme que me habían robado todas las obras de una exposición no me lo podía creer”. Joan Fontcuberta aún no puede dar crédito a que una banda penetrara en el Monasterio de la Chartreuse de Aviñón para robar todas las fotografías de la muestra Milagros y co.

El robo se produjo durante la noche del sábado al domingo, pero no fue hasta ayer por la mañana cuando se le notificó el hecho al artista, Premio Nacional de Fotografía en 1998. Según los investigadores, fue un robo de guante blanco, llevado a cabo por varias personas. “Tuvieron que desconectar las alarmas, saltar una tapia e introducirse en el interior del centro. Allí había dos muestras mías: Milagros y co y Sputnik y solo robaron las obras de la primera. Por ello los investigadores piensan que se trata de un trabajo de encargo”, explica Fontcuberta. Los criminales se quedaron en las salas más de una hora, ya que tuvieron que sacar de su marco unas 40 fotografías valoradas entre 4.000 y 6.000 euros cada una. Las fotos fueron recortadas con una cuchilla limpiamente.

A raíz de lo sucedido, Fontcuberta ha decidido aumentar las medidas de seguridad de su estudio y almacén de La Roca, un pueblo en las afuera de Barcelona. “Hasta ahora nunca había pensado poder convertirme en un objetivo. Ni siquiera me había percatado que una fotografía pudiese ser un botín apetecible. A veces en una exposición se produce algún que otro robo impulsivo, aunque jamás había oído algo así. Si ha sido un coleccionista loco, con lo que debe costar organizar un robo así, casi le convenía comprarme las obras”, dice Fontcuberta.

Milagros y co es una especie de relato de ficción en imágenes. Cuenta la historia de un periodista que se introduce bajo disfraz en un monasterio de Finlandia, para desenmascarar una secta de falsos monjes que aseguran enseñar a hacer milagros. “Se trata de una crítica a las modas new age y a toda la espiritualidad barata y a la carta que nos rodea. Así que al principio, tratándose de un tema sensible y de cierta forma vinculado a la religión pensamos que pudiera tratarse de vandalismo, pero los investigadores lo ha descartado totalmente”. concluye el fotógrafo.

El País.

El misterio del pezón desaparecido. Joan Fontcuberta.

En la escala que media entre el suceso y el público, el fotoperiodista ocupa justamente el eslabón más débil y por ello asume la principal carga de condenas y castigos. En el mundo de la prensa, cuando planteamos el “¿quién ha sido?”, se suele señalar directa y espontáneamente al fotógrafo aun cuando agencias y medios realizan “manipulaciones” tanto o más flagrantes, que se justifican como acatamiento de políticas editoriales, simpatías ideológicas, lógicas mercantilistas o presiones de lobbies. En la cima de estas manipulaciones está su poder como gatekeepers, o sea, guardianes de la puerta, para decidir qué constituye noticia y a qué parte del planeta hemos de fijar nuestra atención: forjar en definitiva la opinión pública seleccionando unos contenidos y no otros dentro del inmenso caudal de actualidad posible.

El misterio del pezón desaparecido, Joan Fontcuberta.

Artículo completo en pdf.

Introducción a La cámara de Pandora.

A %d blogueros les gusta esto: