Posts Tagged ‘ Bleda y Rosa ’

Un vistazo a “Campos de batalla” de Bleda y Rosa

Ante la Mesa del Rey, Las Navas de Tolosa, verano de 1212.

Campos de batalla significa un acercamiento a lugares marcados por la Historia, espacios en los que cientos de personas se enfrentaron y murieron de forma violenta por un motivo de conquista territorial o de dominio. Lugares míticos que han construido nuestra historia y que ahora se presentan como apacibles campos de cultivo o yermos pedregales.
Cuando a menudo recorres muchos de los lugares donde han ocurrido cosas de tal hechura, es importante tener en cuenta tus sentimientos. En un momento la satisfacción es lo predominante y , el fuerte viento o la suave brisa, el cálido sol o la fina lluvia hacen que formes parte de ese especial entorno. Quizá lo más maravilloso es cuando la mirada hace una escrupulosa descripción y sientes en tu cuerpo lo que aquellas piedras o este árbol han visto pasar.

Bleda y Rosa

Covadonga, año 718.

Hacia el desfiladero de Valcarlos, Roncesvalles, 778.

Campo de la matanza, primero de septiembre de 1054.

Próximos al castillo de Uclés, año 1108.

Y a mí que con esta gente me entran ganas de estudiar historia… Me quedo con este trabajo y con Origen. Sinceramente, la exposición que hicieron en el Jardín Botánico, dentro de PHE10 me decepcionó bastante. ¿A alguien le gustó?

Bleda y Rosa. Campos de batalla

Ante la Mesa del Rey, Las Navas de Tolosa, verano de 1212.

Campos de batalla significa un acercamiento a lugares marcados por la Historia, espacios en los que cientos de personas se enfrentaron y murieron de forma violenta por un motivo de conquista territorial o de dominio. Lugares míticos que han construido nuestra historia y que ahora se presentan como apacibles campos de cultivo o yermos pedregales.
Cuando a menudo recorres muchos de los lugares donde han ocurrido cosas de tal hechura, es importante tener en cuenta tus sentimientos. En un momento la satisfacción es lo predominante y , el fuerte viento o la suave brisa, el cálido sol o la fina lluvia hacen que formes parte de ese especial entorno. Quizá lo más maravilloso es cuando la mirada hace una escrupulosa descripción y sientes en tu cuerpo lo que aquellas piedras o este árbol han visto pasar.

Bleda y Rosa

Covadonga, año 718.

A %d blogueros les gusta esto: