Posts Tagged ‘ At Work ’

Annie Leibovitz At Work.

Otra de las joyitas que he leído estos días. En él Annie habla sobre su trabajo, los problemas que fueron surgiendo al hacer sus fotos más famosas y cómo los iba solucionando. Deshace algunos mitos, como el de que la reina de Inglaterra se enfadó con ella porque le pidió que se quitara la corona. Todo mentira, los que hicieron el documental sobre la reina para la BBC montaron el trailer para que pareciera que así había sido y darle un poco más de morbillo. Poco después pidieron disculpas a ambas. Otra cosa curiosa es que le dieron sólo 25 minutos para hacer las fotografías y que incluso acabaron un poco antes. La fotografía en la que sale en los jardines de palacio es un fotomontaje porque la reina no quiso salir afuera por el mal tiempo.

Fuimos a la antesala donde habíamos montado el fondo gris, se quitó la tiara y se puso la capa. Esa fue la toma sobre la que digitalmente pusimos fotografías del jardín. La figura de pie vestida con la estola también se hizo sobre el fondo gris y luego se puso en la White Drawing Room. Las fotos reales de ella en el salón son en las que aparece sentada. Olvidé fotografiarla de pie allí. Estaba nerviosa.

Me encanta que sea tan grande y tan sincera.
En otras secciones del libro habla sobre el material que usa y sobre las 10 preguntas que más le han hecho. Traduzco la más útil 😉

¿Qué consejos puedes dar a los jóvenes fotógrafos que están empezando ahora?

He dicho millones de veces que lo mejor que pueden hacer los jóvenes fotógrafos es quedarse cerca de casa. Empezar con tus amigos o familia, la gente que crece contigo. Descubrir qué significa estar cerca del trabajo, intimar con el tema. Medir la diferencia entre eso y trabajar con alguien de quien no sabes mucho. Por supuesto, hay muy fotógrafos que no tienen nada que hacer quedándose cerca de casa, a lo que me refiero es que deberías tomar fotografías de lo que signifique algo para ti. Cuando era joven y trabajaba para Rolling Stones, me di cuenta de que lo que hacía me importaba. Quizás sea porque se publicaba, pero tanto si se publican tus fotos como si no, tienes que cuidar lo que haces. Puedes parecer incluso hasta un poco obsesionado.

Anuncios

Annie Leibovitz. (II)

Ésta es la continuación de Annie Leibovitz (I)

En 1983 empieza a trabajar para Vanity Fair donde realizó algunas de las portadas más famosas de la historia de la revista. Una de las más sonadas fue ésta, nombrada la segunda mejor portada de los últimos cuarenta años (siendo la primera la que ella misma realizó para Rolling Stones de John Lennon desnudo abrazando a Yoko Ono en posición fetal).

Cuando llegamos aquel día lo primero que le dije a Lory Volstain, que era supervisora, fue que me sentía muy sexy y que quería mostrarlo en las fotos. Le dije “creo que debes ir a buscar una lencería bonita, lencería negra, quiero mostrar cómo me siento realmente, lo sexy que puede ser un embarazo, una mujer embarazada”. Osea que no fue como si persiguiéramos una idea reveladora, se trataba de la cosa más natural que podríamos hacer. Yo ni siquiera pensaba en ello como en una portada.Luego, cuando ya estaba posando, miré a Annie y le dije: “¿No sería estupendo usarla como portada?” Entonces nos miramos la una a la otra y dijimos “De ningún modo, no la utilizarían de ningún modo”.

Demi Moore.

En 1989 conoció a Susan Sontag quien influyó mucho en su carrera. “Eres buena pero puedes ser mejor”, le dijo. Comenzaron una relación sentimental hasta la muerte de Sontag en 2004. En 1993 viajaron a Sarajevo, durante la guerra de los Balcanes. Un viaje que Annie admite no haber realizado de no ser porque Susan la animó a ello. Allí experimentó una nueva forma de fotografiar.

Estaba desarrollando mi propio estilo creando retratos formales y escenas teatrales al mismo tiempo, pero no consideraba que estos retratos conceptuales fueran periodismo. La fotografía de retrato era liberadora. Me sentía libre para jugar con el género. El fotoperiodismo, el reportaje, trataba de cómo ser un observador. Sobre ver lo que estaba ocurriendo delante de ti y fotografiarlo. No forzabas nada. Para mi generación de fotógrafos las reglas eran muy claras. Por eso hay todavía tanto escrito sobre si Robert Capa montó o no la escena de la muerte de un miliciano en la guerra civil española.

Un mortero cayó delante de nuestro coche cuando conducíamos por el vecindario, golpeó a un adolescente que iba en una bicicleta abriéndole un gran agujero en la espalda. Lo metimos en el coche y lo llevamos rápidamente al hospital pero murió en el camino…

…Las ideas que tenía antes de llegar a Sarajevo sobre el tipo de fotografías que tomaría, simplemente desaparecieron al llegar allí. No había tiempo para preocuparse por si haría retratos o otro tipo de fotografías. Las cosas ocurrían demasiado deprisa. Sólo podías responder a ellas. (Annie Leibovitz at Work)

Entre otros sitios he picoteado de:
Life through a lens, American Masters.
The Unpredictability of Life: Annie Leibovitz’s Sarajevo Bicycle.
Casi todas las citas (excepto las tres últimas) están sacadas del documental Annie Leibovitz de Rebecca Frayn.

Annie Leibovitz (II)

Ésta es la continuación de Annie Leibovitz (I)

En 1983 empieza a trabajar para Vanity Fair donde realizó algunas de las portadas más famosas de la historia de la revista. Una de las más sonadas fue ésta, nombrada la segunda mejor portada de los últimos cuarenta años (siendo la primera la que ella misma realizó para Rolling Stones de John Lennon desnudo abrazando a Yoko Ono en posición fetal).

 

Cuando llegamos aquel día lo primero que le dije a Lory Volstain, que era supervisora, fue que me sentía muy sexy y que quería mostrarlo en las fotos. Le dije “creo que debes ir a buscar una lencería bonita, lencería negra, quiero mostrar cómo me siento realmente, lo sexy que puede ser un embarazo, una mujer embarazada”. Osea que no fue como si persiguiéramos una idea reveladora, se trataba de la cosa más natural que podríamos hacer. Yo ni siquiera pensaba en ello como en una portada.Luego, cuando ya estaba posando, miré a Annie y le dije: “¿No sería estupendo usarla como portada?” Entonces nos miramos la una a la otra y dijimos “De ningún modo, no la utilizarían de ningún modo”.

Demi Moore.

 

En 1989 conoció a Susan Sontag quien influyó mucho en su carrera. “Eres buena pero puedes ser mejor”, le dijo. Comenzaron una relación sentimental hasta la muerte de Sontag en 2004. En 1993 viajaron a Sarajevo, durante la guerra de los Balcanes. Un viaje que Annie admite no haber realizado de no ser porque Susan la animó a ello. Allí experimentó una nueva forma de fotografiar.

Estaba desarrollando mi propio estilo creando retratos formales y escenas teatrales al mismo tiempo, pero no consideraba que estos retratos conceptuales fueran periodismo. La fotografía de retrato era liberadora. Me sentía libre para jugar con el género. El fotoperiodismo, el reportaje, trataba de cómo ser un observador. Sobre ver lo que estaba ocurriendo delante de ti y fotografiarlo. No forzabas nada. Para mi generación de fotógrafos las reglas eran muy claras. Por eso hay todavía tanto escrito sobre si Robert Capa montó o no la escena de la muerte de un miliciano en la guerra civil española.

Un mortero cayó delante de nuestro coche cuando conducíamos por el vecindario, golpeó a un adolescente que iba en una bicicleta abriéndole un gran agujero en la espalda. Lo metimos en el coche y lo llevamos rápidamente al hospital pero murió en el camino…

…Las ideas que tenía antes de llegar a Sarajevo sobre el tipo de fotografías que tomaría, simplemente desaparecieron al llegar allí. No había tiempo para preocuparse por si haría retratos o otro tipo de fotografías. Las cosas ocurrían demasiado deprisa. Sólo podías responder a ellas. (Annie Leibovitz at Work)

Entre otros sitios he picoteado de:
Life through a lens, American Masters.
The Unpredictability of Life: Annie Leibovitz’s Sarajevo Bicycle.
Casi todas las citas (excepto las tres últimas) están sacadas del documental Annie Leibovitz de Rebecca Frayn.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: