‘Líneas de expresión’ José Antonio Mesa Toré

El Duque y la Duquesa de Windsor por Richard Avedon, 1957.

Como las personas, también envejecen las fotografías. Llega un momento en que no nos reconocemos.

Imposible engañar a la cámara: la fealdad de espíritu arruina la belleza del modelo; la bondad del alma embellece la fealdad del cuerpo.

Después de posar, el retratado, la retratada se ponen en movimiento y continúan viajando hacia el fin. La imagen que acaban de tomar de ellos, estática, viaja hacia la eternidad.

Escribir la luz, revista Litoral, núm. 250.

 

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: