Samuel Fosso.

Comencé cuando tenía 13 años, utilizando los restos de película del estudio en el que trabajaba como ayudante. Yo era siempre mi propio modelo. Enviaba esas fotos a mis padres y a mi abuela, porque ellos vivían lejos, y ésa era mi manera de decirles que estaba bien.

En los autorretratos de mis inicios quería enseñar mi cara, mi propio cuerpo, porque realmente me gustaban. Quería mostrar mi belleza y mi juventud en aquel tiempo. Puede que haya gente que lo llame egocentrismo, pero eso depende de cada uno. A todos nos gusta vernos bien en las fotos.

Esta fotografía es de 1977. En aquella época llegaba de América la música yeyé y yo quería ser como uno de esos jóvenes. Leía revistas y veía cómo era la moda allí, y para ese autorretrato me vestí como si fuera uno de ellos. Como en cada foto, era importante el rol que jugaba, parecerme al personaje -muchas veces anónimo- al que estaba caracterizando.

A partir del año 94, coincidiendo con mi participación en el primer encuentro con la fotografía africana de Bamako, donde expuse algunos de mis autorretratos, esta instantánea se publicó en muchas revistas internacionales. En Barcelona se pudo ver en 1997.

Más allá de esta imagen, con el tiempo he ido indagando en temas como la identidad africana, y he utilizado el autorretrato como método para romper con los clichés que existen en el resto del mundo sobre los africanos.

Quésabesde

Anuncios

Samuel Fosso.

Comencé cuando tenía 13 años, utilizando los restos de película del estudio en el que trabajaba como ayudante. Yo era siempre mi propio modelo. Enviaba esas fotos a mis padres y a mi abuela, porque ellos vivían lejos, y ésa era mi manera de decirles que estaba bien.

En los autorretratos de mis inicios quería enseñar mi cara, mi propio cuerpo, porque realmente me gustaban. Quería mostrar mi belleza y mi juventud en aquel tiempo. Puede que haya gente que lo llame egocentrismo, pero eso depende de cada uno. A todos nos gusta vernos bien en las fotos.

Esta fotografía es de 1977. En aquella época llegaba de América la música yeyé y yo quería ser como uno de esos jóvenes. Leía revistas y veía cómo era la moda allí, y para ese autorretrato me vestí como si fuera uno de ellos. Como en cada foto, era importante el rol que jugaba, parecerme al personaje -muchas veces anónimo- al que estaba caracterizando.

A partir del año 94, coincidiendo con mi participación en el primer encuentro con la fotografía africana de Bamako, donde expuse algunos de mis autorretratos, esta instantánea se publicó en muchas revistas internacionales. En Barcelona se pudo ver en 1997.

Más allá de esta imagen, con el tiempo he ido indagando en temas como la identidad africana, y he utilizado el autorretrato como método para romper con los clichés que existen en el resto del mundo sobre los africanos.

Quésabesde

  1. No trackbacks yet.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: