Annie Leibovitz. (I)

Emepezamos por todo lo alto y por lo tanto también lo más conocido. Puede que no todo el mundo reconozca su nombre pero sí que todos habeis visto sus fotografías más famosas.


¿Ahora sí? Pues empecemos por el principio. Annie nació en el 49, su padre era teniente de las fuerzas aéreas de Estados Unidos y viajaba por todo el país, así que desde muy pequeña estuvo viajando con su familia.

Mi carrera fotográfica comenzó tomando imágenes de mi familia. Y esas fotografías son para mí las más significativas y las mejores de toda mi trayectoria

La familia es lo más cerca que puedes estar de otra gente y no tienes nada que ocultar a los demás. Cuando empecé a hacer retratos, no quería gente posando, sino lo que yo creía que era el fin último: tener a alguien lo bastante relajado como para ser él mismo.


En 1968 comenzó a estudiar pintura en el Instituto de arte de San Francisco.

Nunca me lo tomé en serio hasta que empecé unas clases nocturnas de fotografía y empecé a usar el cuarto oscuro. Me sedujo totalmente al observar la magia de aquel trabajo, cómo aparecía en un momento. Ya sabes, era más rápido que pintar.

En 1970, con 21 años, mandó unas fotografías a la revista Rolling Stones, que entonces era una publicación joven con sólo tres años de vida. Allí le dieron le dieron su primer trabajo: cubrir las protestas antibélicas en Estados Unidos. Desde entonces estuvo trabajando para ellos, llegando a convertirse tres años después en fotografa jefe de la revista. En el 75 acompaño a los Rolling Stones en su gira por Estados Unidos donde hizo algunas de sus fotografías más conocidas de la banda.

Yo no sabía nada sobre conciertos, de hecho cuando inicié la gira, me llevé la raqueta de tenis, pensaba que de ciudad en ciudad podría tomar clases de tenis. Ellos, me miraron como si estuviese totalmente loca. Naturalmente, las noches se conviertieron en días y no volvieron a verme durante el día, me convertí en una especie de vampiro.

Puede decirse que me entregaba por completo a cualquier cosa que hiciesen, sentía que eso era lo que uno debería hacer como periodista o reportero. Para hacer bien el trabajo tienes que involucrarte totalmente.
La gente habla del alma del modelo, pero también está el alma del fotógrafo. Yo practicamente casi perdí mi alma. No fue culpa de los Rolling Stones, fue culpa mía por entregarme, por meterme en algo tan a fondo, y dejar que se apoderase de mí.

(Continuará…)

Anuncios
    • En El Palacio De La Risa Y El Dolor
    • 22/03/09

    jaja la foto q estan durmiendo , la de la cama.. es la más parecida a la realidad, siempre ponemos esas caras, esos gestos cuando el niño va al medio, jaja, la posicion , todo es exacto, jaja

  1. Las primeras fotos y el descubrimiento de este mundo suele dar buenos frutos… el tiempo hace arte y la sabiduría lo hacen sublime.

  1. No trackbacks yet.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: